Verano incierto…

Por las mañanas salgo a la terraza, el sol ilumina en dorado las palmeras que se desperezan agitando sus hojas con un sonido casi musical. El rumor del mar, me llega acompañado del canto de los mirlos y la luz me inunda de tal manera que tengo la sensación de que mi corazón se expande y casi no me cabe en el pecho. Es en ese momento cuando la necesidad de escribir, la necesidad de plasmar en palabras lo que experimento, se hace más acuciante.

Ha sido un verano en el que apenas he escrito. No sé si porque las musas han huido o porque mi atención estaba en las muchas otras cosas que llegan a mi vida.

Pero de una forma u otra siempre llega septiembre y con este mes pintado en rojo, dorado y amarillo con aroma a manzana, uva y granada, también regresa ese deseo de compartir con vosotros lo que siento.

Ha sido un verano extraño, diferente y quizá por eso interesante. He tenido la sensación de pasear en un país que no es el mío. Entre rostros enmascarados en los que no se descubría la sonrisa a no ser que iluminara los ojos. Me han faltado los abrazos y los besos, ese contacto físico que me acerca a los demás y que me ha dejado con un cierto sabor amargo.

Ha sido un verano de prudencia, de empatía, de paciencia y de incertidumbre. Teñido de esperanza y también de miedo.

En el que, para recuperar, en algunos momentos la serenidad, me he sentado a ver el mar y me he perdido en el horizonte justo donde se juntan los azules del cielo y el agua. Allí donde la belleza nos envuelve y todo lo demás desaparece.

Ahora es septiembre, y regreso. Todo me espera…

(Imagen de adamkontor en Pixabay)

0 comentarios en “Verano incierto…

  1. Gracias por compartir tus sensaciones María, Septiembre trae la agradable sorpresa de tu retorno, del color de tus ojos teñidos del color del mar.
    En efecto ha sido un verano angosto, estrechado por el miedo, con deseos enmascarados de seguridad.
    Bienvenida de vuelta.
    Un beso.

    1. Gracias por tu bienvenida, Carlos que siempre es cálida y amigable.
      Sí, ha sido un verano, como dices, angosto. Nuestro mundo particular se ha hecho más pequeño, pero parece que las emociones han aflorado y, en algunos momentos, ha surgido lo mejor de nosotros mismos. Nunca pierdo la esperanza de que esas emociones sigan fluyendo.
      Regreso y me siento muy contenta de veros.
      Me quedo con vosotros y espero reencontrarme con las musas de nuevo.
      Un abrazo bien grandote.

  2. A veces las pausas son más que necesarias; María; no todo es producir, producir y producir. A veces sólo hay que hacer nada y disfrutar de o que nos rodea con calma y en silencio. Las musas vuelven, siempre.

    Un fuerte abrazo.

    1. Y en esta ocasión, la pausa era más que necesaria, Roberto. No he escrito casi nada, pero por una vez, no me he sentido culpable por no hacerlo. El verano ha sido diferente pero, he descubierto y vivido sensaciones que bajo otra situación no hubiera descubierto. Así que puedo decir que, pese a la situación ha sido un verano de sorpresas.
      Ahora ya estoy aquí, pero mi mochila está repleta por si las musas aparecen.
      Mi abrazo desde un rincón frente al mar, querido amigo.

  3. Bienvenida de nuevo María, se te echaba de menos por estos pagos…

    Septiembre siempre ha tenido algo especial (aparte de ser el mes en el que nací 😀 😀 😀 ). Para sobrellevar estos tiempos de incertidumbre te recomiendo una comedia de enredos clásica: Cuando llegue Septiembre (1961):

    https://www.filmaffinity.com/es/film819131.html

    Y como adelanto te dejo aquí el tema principal de su bando sonora, que fue un gran éxito en su momento:

    https://www.youtube.com/watch?v=LWwMsUAH48g

    Besos y abrazos desde una distancia que no es tal :*

    1. Ya´decía yo que era un mes que me encantaba.¡Tu cumple! ¿Virgo o Libra? Ya me dirás.
      Yo, también os he echado de menos. Os recordaba, pero, como he dicho, además de que las musas se fueron de vacaciones, el verano ha sido tan extraño, que me han pasado los días sin darme cuenta.
      Y hemos llegado a septiembre, cuando vuelvo deseando encontraros aquí. No me habéis defraudado y eso me hace feliz.
      Gracias por la película y por la música. Muy refrescante.
      Te dejo un beso enorme y cercano, mi querido Mitxel.

    1. Hola Isabel.
      Aquí nos encontramos otra vez, aunque no nos hemos separado ¿Verdad?
      Y ahora cuando todos son expectativas, seguiremos en contacto para compartir todas las sensaciones que ambas experimentamos.
      Un abrazo, querida y seguimos.

Deja un comentario