Un poema en noviembre…

Empieza noviembre y ya las hojas marrones y amarillas han tapizando el suelo, las castañas se han dorado en la chimenea y las granadas nos han dejado ese sabor dulce, dulce en la boca.

Ahora, nos espera la mantita, el silencio, las tardes cortas y las noches largas, el té de naranja, el libro que nos hace soñar.

Ahora empieza el tiempo de la poesía serena.

«Respiro,
Mientras la música canta,
El espacio se vuelve dulce,
Y acaricia mi piel,
Todo fluye,
Como la misma vida,
Y la luz,
Maravillosa luz,
Te arrastra a un tiovivo
De arpegios enloquecidos,
¿Qué fue lo que me llevó, a perseguir imposibles?
Quizá yo, cuando aún no era yo»

María G. Vicent (c)

Sed felices en noviembre, queridos todos…

Imagen de DanaTentis en Pixabay

0 comentarios en “Un poema en noviembre…

    1. El te cualquiera, el libro «Una jaula de oro» de Camilla Lackberg y la música de Piaf, ya me va bien.
      No se me ocurre una forma mejor de pasar una tarde otoñal.
      Un abrazo enorme, Mitxel!

  1. ……el mes en el que el sol calienta sin quemar,el aire despierta,los colores humildes alegran el alma….. El libro que comparto con el sofa y la manta estos dias es » El noi del maravillas» la canción «Viatge a Itaca» ambos de Lluis Llach…. Besos incontables,abrazos largos,fuertes,interminables.

    1. El mes, para mi, de la poesía, de la serenidad, de la reflexión. El mes, como dices, humilde y bello.
      Mi libro La Jaula de Oro y mi música cualquiera que me haga soñar.
      Mi queridisima Inma, siempre conmigo y con mis versos.
      Un abrazo cercano, fuerte e infinito.

    1. Ay, Pablo, aún te quedan muchas páginas por escribir. Vive ahora porque, como dices, el tiempo pasa muy rápido y por encima de todo intenta ser feliz.
      Feliz noviembre y un abrazo, paisano.

  2. Que bueno es que estés maría, que bueno es saber que sentir nos hace re»vivir», bueno es que nos regales contigo, que nos acaricies con susurros como los tuyos, los pensamientos vuelan y se van , lejos, pensando en en vos y en tus versos, sabiendo que es bueno , muy bueno vivir.
    Gracias mil saludos y abrazos…………Rubén

  3. Gracias María, acompañas estos versos serenos con la canción adecuada para abandonar la lectura unos instantes y contemplar como la tarde se disuelve entre grises y rosas mientras algún recuerdo perdido hace tiempo, encuentra el camino para ensoñarnos de nuevo. Un besazo.

    1. Las tardes serenas de otoño, un libro y esa música maravillosa que nos hace soñar con todo aquello que pensamos que habíamos perdido pero que sigue ahí, en nuestro corazón.
      Muchos besetes, Carlos!

  4. Me encanta el otoño y hoy, en Getafe, ha sido otoño por primera vez. Las hojas están alfombrando el suelo y ese es el claro ejemplo de que ya es otoño… ahora sí.
    Buen día y buena tarde, querida amiga.

Deja un comentario