Un poema diferente…

Quizá son estos tiempos extraños los que me hacen sentir una especie de melancolía que me es desconocida. Intento sustraerme a esa sensación, pero compruebo que mis poemas se tiñen de ese sentimiento. Volverá la luz y la alegría de la libertad, pero como una parte más de mí os dejo estos versos.

LOS PASOS

Un día que se extiende

Bajo el cielo de otros soles

Soñando el murmullo de la ciudad abandonada

Aves viajeras

Que buscan sus hogares en los laberintos de las calles

Que exhalan aromas de ausencias.

Ojos velados que buscan inquietos

La mirada de otros ojos

Con el deseo de ser reconocidos y la certeza de no serlo.

Abrazos perdidos

En la dureza de un asfalto que nos recuerda

Lo efímero de nuestra existencia.

Pasos que recorren caminos

Sembrados de otras huellas que nos precedieron.

¿Adónde nos lleva el destino?

0 comentarios en “Un poema diferente…

  1. Está situación inédita bajo cualquier punto de vista nos llena de un sentimiento melancólico de lo que fue el ayer. Muy expresivo tu poema y excelente versión musical.
    Excelente semana para ti
    Manuel Angel

    1. Como decíamos en nuestra conversación, Chelo, nuestros planes no pasan de mañana y mañana… quien sabe lo que nos deparará el destino y la situación.
      Muchos besetes, amiga mía.

  2. Los pasos de hoy son nuestra historia para el mañana, no lo olvides amiga, y con esos pasos también construimos nuestro futuro más cercano que seguro que en breve volverá a traer alegría y buenas vibraciones a nuestros poemas… a nuestras vidas… Yo también ando con esa sensación de extrañeza, algo así como aquello que decía Santa Teresa de «vivo sin vivir en mí» pero es lo que nos ha tocado vivir y aún así dando gracias por la suerte de estar, ver y sentir… y tener con quién compartir. Un abrazo enorme para ti y todos nuestros seguidores… Feliz semana. ♥♥

    1. Y qué razón tienes, querida Ana!
      Vivimos estos días con una sentimiento de nostalgia y de extrañeza y quizá eso nos impide ver que aquí seguimos viviendo y sintiendo. Entono por eso «el mea culpa». Sé que llegará la luz de nuevo, los abrazos y las risas, así como el tiempo de compartir de una forma más cercana y vital.
      Feliz de «verte» de nuevo y aquí te dejo otro abrazo bien cercano.

  3. El destino, dulce amiga, sólo coloca el suelo bajo nuestros pies, así el siguiente paso dispondrá de un lugar dónde reposar. Como estos versos, que construyes palabra a palabra, sentimiento a sentimiento. Un besazo.

    1. Lo cierto, Carlos, es que el destino tiene bastante trabajo con nosotros además de colocar ese suelo bajo nuestros pies y que nos salva de dar más de un batacazo.
      Un abrazo grande, grande, desde una tarde de frío mediterráneo.

  4. La poesía no puede dejar de reflejar estos tiempos extraños, forma parte de la vida en cualquiera de sus manifestaciones, y ella suaviza la dureza y la incertidumbre. Tus versos, siempre un consuelo para la añoranza. Un beso grande

    1. La poesía, queridísima, algunos momentos nos salvan de la tristeza y de la decepción. Es como un perderse en instantes que sólo nos pertenecen a nosotros.
      Muchísimos besos.

Deja un comentario