Regreso y ella… se queda.

Si, ella, la veleta, la que te abandona en el momento más inesperado. La inspiración, a la que crees haber convencido para que camine a tu lado. ¡Pues no! Ella se ha quedado por ahí tonteando mientras tú preparabas el equipaje.

Aunque no le reprocho que se quedara, porque en ese otro tiempo el cielo tenía unos tintes de azul que atrapaban tu mirada, el mar rizado de espuma seguía contando historias de barcos y de piratas y la sal, sobre la piel, creaba caminos imposibles mientras el mirlo de pico amarillo, fiel a su cita de cada año, te provocaba con su trino desde la palmera que es su hogar.

Pero por su culpa, yo le había prometido a Paloma (https://palomamzs.wordpress.com) dejarle por aquí un poema de agosto y, ya veis, se lo dejo en septiembre y además, tamaño «mini».

En la mañana la mar duerme
Sinfonía de suspiros al sol
En la quietud de la tarde
El aire huele a mariposas
La noche respira
Bajo un manto de estrellas
Todo es calma
En los días de agosto.

Sé que volverá en cualquier momento, igual que he regresado yo, pero de momento la página frente a mi, luce un blanco que me deslumbra.

Regresé contenta de encontraros por aquí.

0 comentarios en “Regreso y ella… se queda.

  1. Tu regreso es el mejor presente, luego ya llegará el retomar las rutinas de trabajo. Como decía Pablo Picasso: «si llega la inspiración que me pille trabajando».

    Curiosa la elección de la música para el post.

    En cualquier caso siempre es una alegría volver a disfrutar de tu compañía. Besazos a montones que hay muchos atrasados 😀

    1. Gracias por tu presencia constante, Mitxel! Elegí esa canción porque además de que me encanta, sonaba cuando escribí este post.
      Varios besos de los atrasados, amigo mio.

      1. Bueno, eso le da un poco de sentido al asunto, a mí también me gusta mucho la canción, es sólo que me sorprendía en el post un tema que habla de los últimos fusilamientos del franquismo.

        Mas besos

  2. Pero la página debiera saber que su oficio no es lucir blanca, inmaculada, sino profanada por la palabra imperfecta. Déjala, ella se lo pierde… Y tú a la mañana, a la tarde, a la noche con sabor a sal, a mar… Besos desde septiembre con calor.

  3. Yo creo que ya ha vuelto, María, porque el poema es precioso.
    Refleja muy bien la quietud y belleza de los días de verano.
    Eres un sol, muchísimas gracias por acordarte de mí.
    Montones de besos :))

  4. El tiempo, leo en un libro amigo, es responsable de los males humanos, es cierto, cada día me perjudica tu ausencia. Un besazo de vuelta y un abrazo para ella que aún desea holgar unas horas más.

    1. El tiempo, Carlos, puede ser también nuestro aliado, si sabemos hacerlo nuestro amigo y la ausencia no es tal si se regresa siempre y yo lo hago. Un abrazo muy, muy grande.

  5. Y se fue? Tú crees? Después de leerte creo que coquetea contigo , juega al escondite a la sombra de tu sonrisa y con los últimos reflejos de sol y de mar prendidos en tu pelo. Deja que fluya , sin prisas . Nos inspiraremos juntas , muy pronto. Mil besos

Deja un comentario