Poetizando…

Dile a la mar que me espere
que no demoro mi marcha
que con susurros de furia
me ha sorprendido la madrugada
Gaviotas de plumas negras
tiñen el cielo de ámbar
Vuelos que avivan mis penas
Entre el dolor y la rabia
Dile a la mar que me espere
Que solo anhelo su calma
Que aquí espero que el viento
Me devuelva la esperanza
Jirones de tristeza
Mecen muy lentos mi alma
Entre la luna y el sol
La noche y la luz blanca
Por el camino de atrás
Lento el paso, piel cansada
Se adivina una figura
Con pasion en la mirada
Dile a la mar que me espere
Dile que ya iré mañana
Que con el viento de tarde
Llegó la vida soñada.

48 comentarios en “Poetizando…

  1. Me ha llegado al corazón, el mar… la mar, no podría vivie lejos … y deseo que me espere para algún día reunirme allí con mi hija. Un abrazo un poco salado…

    1. Tú mar, nuestro mar, Rosa. tan cercano, tan cambiante y misterioso. Sabemos que está ahí y aunque no lo veamos cada día, se hace sentir.
      Te esperará. estoy segura.
      Un abrazo muy grande…

  2. Increíblemente bello amiga María…Hacía tiempo que no leía un poema tan bonito y con tanto sentimiento en su contenido…Y mira que leo…
    Deberías presentarlo a algún foro poético con más audiencia…Que todo el mundo pueda disfrutar de el leyéndolo.
    Me quedo con esto María.
    Gaviotas de plumas negras,
    Tiñen el cielo de ámbar,
    Vuelos que avivan mis penas…
    Entre el dolor y la rabia.
    Dile a la mar que me espere,
    Que solo anhelo su calma,
    Que aquí espero que el viento…
    Me devuelva la esperanza.
    Besos

    1. Gracias Antonio,
      Eres muy amable conmigo. Nunca he pensado presentar mis poemas en ningún lugar, como no sea el blog…
      Un abrazo grande y decirte que tú sí que escribes buenos poemas.

      1. ¡Ay, Jose! Perdona y perdona. Esto me pasa muchas veces. El otro día llamé Alfredo a un Alberto. Cachisss!!! Vaya cabeza¡
        Gracias por esa mirada tuya hacia lo que escribo.
        Un abrazo muy, muy grande…

  3. Dile a la mar que me espere en su calma, para verte reflejada, que ya han quedado tus palabras ancladas a la orilla de mi Alma. Es realmente precioso.

    1. En su calma que enamora y donde se pierden nuestras palabras y sueños.
      Muchísimas gracias, Felix!
      Un abrazo cercano y contenta de verte por aquí…

  4. Encantador, María. Ese sentimientos mecido en las olas de tu mar en calma… Sí, que espere el mar, que tú aún tienes muchas más cosas que escribir y que contar…
    Un abrazo

    1. Y sé que esperará! Por mí y por todos los que amamos, su calma y su misterio.
      Gracias, por tus palabras que significan mucho para mí.
      Un abrazo muy grande…

    1. Cierto, Isabel, ese mediterráneo tan cambiante y mágico. Con su apariencia dulce y tranquila, pero con un interior bravo y cambiante.
      Quizá algún día, lo contemplemos juntas.
      Un abrazo…

  5. Un nuevo poema en el que vuelcas la exquisita sensibilidad que caracteriza. Yo que tú comenzaría a pensar en escribir un poemario. Muy hermoso, como tu alma.Esperame también a mí. Me gustaría volver a reunirnos pronto. Un beso grande, querida María

    1. ¡Y cómo se nota que me quieres! Es la atracción que ejerce sobre nosotras el mar, la mar, por eso la inspiración viene sin sentirlo.
      Nos reuniremos pronto ¡seguro!
      Mil besos mi querida Feli, de esos que son especiales…

    1. Gracias Andrés,
      Yo tampoco soy una gran entendida, pero algunas veces intento plasmar lo que siento de esta manera. Así que su te he llegado al corazón, me alegro.
      Un abrazo de agosto…

Deja un comentario