Poetizando…

Bésame
mientras vuelan mis manos
entre las costuras que bordan tu anhelo.
Y convierte el beso
en pasión, locura,
hambre de lo eterno.
Luz que agoniza
entre dos parpadeos
que moldea el tiempo.
Temblor rotundo
que trasciende
más allá de nuestros miedos.
Bésame
mientras nuestra saliva
se deriva en verso.
Y convierte el beso
en silencio, canto,
grito de deseo.
Música de tacto,
notas escapadas
de un himno secreto.
Risa que se pierde
entre aquellos pliegues
de un color perfecto.
Bésame
mientras con mis manos
esculpo tu cuerpo.
 
 
 
 
 

20 comentarios en “Poetizando…

  1. Has dicho… «Bésame mientras con mis manos esculpo tu cuerpo.»….??? Por Dior…! Acabo de mancharme de café con leche que esto no hay quien lo arregle…!
    Creo querida, que deberías poner un aviso al lector de tus poemas del tipo… Esta lectura puede erizarte la piel y producirte escalofríos…!
    Ufff… me encanta, m’agrada.
    Un beso de esos de los de… hay que ver que facilidad tienes para ponerme el bello de punta, sí ya sé que debería estar preparado pero… es que…

    1. Es que ya sabes, querido Josep, que me encanta ponerte los bellos de punta, pero la próxima vez te aviso, más que nada por lo de los escalofríos.
      Besetes de esos que también producen… no, escalofríos no, sólo una sonrisa cómplice…

    1. Bueno, bueno, ya veo que las últimas líneas han levantado mucho revuelo. Así me surgieron y así las escribí.
      Querido Borgeano, creo que hay palabras que a todos nos gustaría oír, ¿verdad?
      Muchísimos besos desde aquí…

    1. Querida Cris, me gusta llegarte tan cerca. No sé si son buenos o malos mis poemas, pero yo disfruto mucho plasmando mis sentimientos de esa manera.
      Gracias, por estar aquí y muchísimos besos…

  2. Me ha encantado la imágenes del temblor profundo que trasciende mas allá de nuestros miedos, María. Muy idioma prosa, como de costumbre.
    Un abrazo y buen fin de semana, Aquileana 🙂

Deja un comentario