Me buscas…

No me busques en las miradas de otras, ni en sus manos, ni en sus caderas, ni en la profundidad de sus ojos.

No me busques bajo sus faldas, ni en sus andares, ni en sus abrazos, ni en sus suspiros.

Búscame en el fondo de la aguas donde duermen los sueños, en las estrellas solitarias que atraviesan el cielo dejando una estela imposible, en la profundidad del otoño, en la tibieza del invierno, en la alegría del verano.

Búscame  donde el beso se detiene en la comisura de tu boca, donde el tiempo se hace música y entona nuestra canción, donde tus manos vuelan y se encuentran con las mías.

Búscame donde dejas de ser tú y empiezas a ser yo.

Búscame donde seamos dos.

0 comentarios en “Me buscas…

    1. Mi querida Feli, ya sabes que la inspiración es como el viento. Va y viene y alguna vez nos regala las palabras justas para expresar un sentimiento.
      Un abrazo de los nuestros.

      1. No dudo de que tienes dotes suficientes como para alegrarme también hoy el día. 🙂
        Besetes recibidos y saboreados. Otros mil besitos que te miren mientras los miras !

    1. Mi querida Emma, la vida va dejando huellas, pero hay algunas ¡tan bellas! que se convierten en eternas.
      Besetes que se alegran con un sol de invierno blanco y luminoso.

  1. Qué precioso María. Podrá buscarte en otras pieles, pero sólo encontrará la tuya. Podrá buscarte en otras manos, pero sólo querrá las tuyas, podrá encontrar otro corazón, pero el que añorará es el tuyo …..
    Love it!!
    Besines a millones.

    1. Y así es como creamos momentos eternos, mi Ana, buscando y encontrando (con algo de suerte)
      Muchos besetes que no te añoran, porque estás aquí conmigo.

  2. ¿Cómo entra la luz en una persona? Si la puerta del amor está abierta…PAULO COELHO… Tu puerta de Amor siempre esta abierta y la luz que tienes tu lo regalas generosamente a todos. Muy bonito y fino, Gracias.

    1. Gracias a ti Tatiana!!!
      Creo que el amor tienes que repartirlo, compartirlo y sobre todo cuidarlo para que no pierda su luz.
      Besetes que te envuelven y acarician.

  3. Vibrante, María … ese final es como una necesaria y definitiva sentencia. Precioso y, ah, el My Baby Just Cares For Me me ha llevado por toda la casa haciendo curvas … al ritmo de mi enorme humanidad, sí, pero bien, me he salido bien.
    Un abrazo y Feliz Año.

    1. Me has hecho reir, Enrique, imaginandote como un trompo por los pasillos de tu casa. Seguro que no has perdido el ritmo, amigo mio.
      Besetes de domingo atardecido.

  4. Espero que te haga caso, María; con esas palabras no es para dejar pasar la oportunidad. Alguien que escribe así tiene todo lo que un hombre puede y debe pedir.

    Un abrazo.

Deja un comentario