Frágil y Etérea…

La brisa, apenas cálida, entra por la ventana entreabierta.
Hoy nos visita el sol.
Apoyo la frente sobre el cristal. Está frío.
Mi mirada vaga más allá de mí, más allá de lo que pienso. Se enreda en las ramas y tropieza con ella, frágil y etérea.  
 
La luz se fragmenta en mil colores que iluminan sus alas transparentes. Parece perdida entre mis plantas que crean una ilusión de primavera.
Alargo mi mano intentando acariciarla y aletea durante un segundo. Casi percibo su mirada.

Luego, se aleja derrochando libertad, color e indiferencia.

¿Sabrá la mariposa que hoy es viernes y que me siento casi, casi como… ella?

Frágil y etérea.

 

2 comentarios en “Frágil y Etérea…

Deja un comentario