Crac…

… me suena agradable a los oídos el “crac” de la tostada cubierta de mantequilla y mermelada de grosella que me llevo a la boca en esta mañana soleada. Esa sensual  sensación que deja el saborcito bajando por mi garganta.
Pero ¡ay! He cometido un error, no he podido sustraerme a la llamada del periódico. Lo abro y empiezo a leer…
Foto de Internet
 
“Las editoriales quieren ir a lo seguro y cada vez son menos las que quieren apuntarse el mérito de haber creído en un autor desde el principio. Prefieren que otros hagan esa misión, aunque cuando ya este autor tiene un nombre lo fichan para poder vender más libros. “El tejido editorial español no es muy favorable a este tipo de libros”, aclara Constantino Bértolo, editor de Caballo de Troya, especializado en otear el panorama literario en español y descubrir escritores. En general, explica, es complicado publicar a los debutantes porque no tienen nombre conocido y sus expectativas de venta son bajas”  Fragmento de los Papeles Perdidos (El País)
El sabor en un rápido mimetismo se convierte en decepción.
No me llaméis ingenua, sólo es que me he sentido agredida en mis expectativas.
Aunque… seguiré comiendo mi tostada “crac”, “crac” compruebo que sigue siendo tan dulce como antes.
Me quedo con esa sensación…

2 comentarios en “Crac…

  1. Pues sí, Chelo. Por desgracia en este mundo materialista que nos hemos fabricado, no hay sitio para embarcarse en la aventura de descubrir nuevos escritores. Y deben haber por ahí muchos y muy buenos. Una pena.Bien finde y un beso…

Deja un comentario